Seleccionar página

Aceite y agua… ¿Te suenan estas dos palabras? Si has compartido con nosotros momentos tan increíbles como los que se viven en nuestros seminarios y formaciones esta expresión no te es para nada desconocida. ¿Verdad?. Al contrario son tu resorte para bailar, saltar, desprenderte de lo que te sobra… ¡Ser Tú mismo! Porque esa es mi receta contra los juicios ajenos: ACEITE y AGUA. ¡Ignóralos!

Ámate tanto que te resbale lo que piensen los demás. Así de claro te lo digo. ¡Hazlo! De verdad… Y despreocúpate de las opiniones ajenas. Ocúpate de ti, de tu propósito de vida. Fijarse en los juicios que los otros vierten sobre nosotros tiene que ver con nuestra seguridad y confianza. Así que reconoce quien eres.

Ya lo hemos ido desgranando en otros post: hazte las preguntas adecuadas, enfócate en lo que merece la pena y no dejes que el ruido te enturbie. No lo consideres. Si esto ocurriera, ya sabes repite: ACEITE y AGUA. Claves para que no te afecte lo que los demás digan de ti:

  • Reconoce quien eres: un ser poderoso y sin lÍmites.
  • Niega, no aceptes ninguna desvalorización (ni de ti mism@)
  • Enfócate en lo positivo, en tu sueño u objetivo.
  • AcarÍciate: di para tus adentros o frente al espejo frases que te den poder
  • Agradece todo lo que ocurre
  • Ámate y acéptate sin condiciones.

Ignora lo que no es para ti porque ya hemos visto lo que sucede si te enfocas en lo que no quieres, que se agranda. Así que SI QUIERES UNA VIDA INCREIBLE, SE UNA PERSONA INCREÍBLE, y nunca permitas que nada ni nadie te quite tus sueños, ni tú mismo. Porque tú también eres esa fuente: tienes el poder para hacer tambalear tu camino o de llegar a lo más alto.

Quejarte y lamentarte, por ejemplo, te quitan energía y te alejan de tu propósito de vida. Así que ¡CAMBIA TU ACTITUD! Foco en lo positivo y atraerás lo positivo.

Debes asumir que no gustará todo lo que decidas o hagas, que incluso te lo cuestionaran pero eso no debe ni importarte, ni afectarte Especialmente si sientes seguridad y confianza en ti mismo. Además nadie te va a pagar tus cuentas.

Si vas modificando tu forma de pensar y de actuar, cada vez te preocupará menos los comentarios ajenos, pero si lo hacen recuerda siempre: ¡Aceeeeiteee y aguaaaa!

Si has asistido a alguno de nuestros tours con #deceroadiez cuéntanos ¿Has puesto en práctica algunos de estos consejos y has notado los efectos de aplicar ‘el aceite y el agua ante las opiniones de los demás?