Seleccionar página

Puede que a ojos de los demás lo tengas todo para ser feliz y no te falte de nada: tienes tu hermosa casa, un buen trabajo o negocio, vas genial con tus finanzas  por lo que tienes reconocimiento, tu pareja ideal … Sin embargo, algo dentro de ti está inconcluso, no encuentras tu lugar o sientes un vacío, INSATISFECHO. Buenos, no eres la única persona a quién le sucede.

¿Es una locura no ser feliz con todo a tu favor? No. Es normal. Hay muchos factores que normalmente desconocemos que nos impiden realizarnos. Están relacionados principalmente con guiones inconscientes que hemos heredado o aprendido de nuestra familia y que nos limitan. (Puedes aprender más sobre ello en mi video de Como creamos nuestra realidad en mi canal youtube).

Te doy 3 pistas, que son las principales razones que he encontrado en consulta:

1.- Recuerda que venimos con un propósito y una misión. Encontrarlos es el primer paso y luego vivir en armonía con ellos es el gran reto.

2.- No olvides que somos seres espirituales viviendo una experiencia humana. Lo que significa que además de nuestro cuerpo físico, somos almas, o sea energía y que también tenemos necesidades espirituales, del ser. ¿Cómo te sientes en esa área?

3.- ¿Que tal tu relación con tus padres? ¿Recibiste el reconocimiento de su parte?

Ser, hacer, tener en ese orden te darán sentido a tu vida.

Atiende primero tus necesidades del SER, o sea de tu espíritu. Luego te pones en acción con tus metas y propósitos, y lograras lo que te propongas.

¿Quieres otra pista relacionada con la misión de vida?

Aquí va: DA a otros, ponte al servicio (sin servilismo) solo con amor, y verás.

¿Sabes qué es lo que más me llena en mi vida? Ver a otros felices. Ver a otros brillar sacando su máximo potencial. Me siento feliz cuando lo hago, cuando brindo mi apoyo, mi energía, mis conocimientos para que otros crezcan… ¡Eso me hace sentirme pleno! Y es porque va en consonancia con mi ser, con mi propósito y misión. Me gusta ser parte del  crecimiento de los que me rodean.