Seleccionar página

Los cambios, otra vez… ¡Qué poco nos gustan!.

Si me sigues y me has leído o has visto mis vídeos o incluso has venido a algunos de nuestros eventos más importantes me habrás oído decirlo: ¡Se tú el cambio que quieres en tu vida! . No está fuera. Está en ti.

Todo se centra en cambiar tu mentalidad para cambiar tu realidad. Es así cómo te convertirás en el cambio que quieres para ti.

Empieza por verte; observa cómo estas; a donde quieres llegar… Lo hemos hablado en otros post porque es un tema que me apasiona y que me gusta tratar en profundidad.

Si quieres que tu vida cambie, empieza por cambiar tú. Por ello te felicitamos cada vez que lees un libro o asistes a un curso de desarrollo personal como Deceroadiez.com

Las cosas no se hacen solas, hay que tomar acción para que sucedan. ¡Comienza hoy ¡Ahora! Escribe cómo quieres SER, describe a esa persona maravillosa que deseas ser.

“Un camino de mil leguas comienza con el primer paso” reza un refrán chino. Si hoy te decides a dar un cambio en el rumbo de tu vida, dentro de pronto estarás en un lugar diferente tan solo por esa decisión.

Aquí encontrarás las claves para avanzar en tu vida. 

Hazlo ya y los acontecimientos se irán sucediendo. Tienes que vibrar en esa energía que buscas; es la única manera de que ésta te encuentre. SINTONÍZATE con lo que quieres y pídelo.

Te pongo un ejemplo: es como si quisieras cruzarte con alguien para conocerle y sabes que se mueve y se relaciona en entornos que no tienen nada que ver contigo. Pregúntate: “¿soy la persona que está vibrando en armonía con esa pareja que quiero?” “¿Soy la persona que está vibrando en armonía con la riqueza y abundancia que deseo ?” ¿Soy la persona que sin duda alguna se merece ese trabajo ?”

 

Recuerda que atraes y tienes en tu vida según tu vibración. Tu vibración se ve afectada por tus pensamiento y sentimientos predominantes. Eleva tus pensamientos y sentimientos y elevarás tu vibración.

El secreto está en la vibración, y el secreto para vibrar es el SENTIMIENTO.

Haz una verdadera resolución y tómatelo como un deber para ti. Tú eres lo que necesitas en tu vida.  Y yo quiero ayudarte a que así sea. Gracias por dejarme hacerlo.